Opinión Gamer, Varios

The Order: 1886 – Opinión Gamer

24
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0

The Order: 1886 es un juego que generó mucho hype en la audiencia antes de su salida a finales de febrero pasado, no solamente porque era la primera exclusiva de Playstation 4 del año, sino también porque gráficamente prometía exigir a la consola y dar un vistazo de cómo podrán lucir los juegos nextgen. Sin embargo, en calificaciones al juego no le ha ido estupendamente, tiene metascore de 65 basado en 79 críticas especializadas, y después de haberlo jugado por varias horas puedo decir que mi opinión también está dividida. Esto es el review de The Order: 1886.

Hay que comenzar por decir que el juego es single player y no tiene posibilidad de jugar en línea, algo que de inicio lo deja en desventaja frente a la mayoría de juegos que hoy salen al mercado, por lo que uno esperaría que la experiencia de jugar la campaña fuera asombrosa y prolongada, algo que ocurre parcialmente, porque el tiempo de juego en promedio es 8.2 horas, según gamelengths.com, pero visual y sonoramente es un espectáculo de cabo a rabo.

La historia del juego es intrigante. Transcurre en una Londres victoriana de 1886 con marcada influencia del steam punk que se ve cada vez más sumida en el caos generado por los licántropos (hombres lobos) y un grupo rebelde desconocido. Nuestro papel es el de Galahad, un caballero de La Orden, una antigua organización que lucha contra estas bestias y busca reestablecer la ley. Sin embargo, en una apuesta cinematográfica, nuestra aventura comienza con un Galahad perseguido por sus propios compañeros, en un tiempo futuro al de los eventos que se desarrollan en los primeros episodios del juego, por lo que desde el inicio sabemos que la historia tendrá un punto de giro interesante.

El argumento también tiene algunos visos históricos que lo hacen atractivo, como la inclusión de personajes conocidos como Nikola Tesla, inventor y promotor de la electricidad comercial, que en el juego es nuestro inventor de armas y gadgets, algo así como “Q” para James Bond, o de un asesino que es una clara referencia a Jack el destripador. Tristemente estos personajes no son desarrollados completamente y tienen poca importancia en la historia.

Algo que me agradó del juego es la sinergia que existe entre gameplay y cinemática, haciendo que sea una experiencia de gamer y espectador cinematográfico al mismo tiempo. La inclusión de las secuencias cinemáticas no se sienten intrusivas ni lentas, el gran problema llega cuando el gameplay queda superado por éstas y nos sentimos más en una película que en juego. Así mismo, hay otros elementos de los que se abusa como los quicktime events durante las batallas, convirtiéndolas de ser épicas a simples ejercicios de repetir lo que aparezca en la pantalla.

Gráficamente el juego es maravilloso, las texturas parecen reales, de hecho el equipo desarrollador de Ready at Dawn hizo réplicas digitales de telas muy similares a las que se utilizarían en 1800; las sombras y la iluminación son impecables y explorar el espacio para apreciar este trabajo es algo que uno hace gustoso en los primeros episodios. Infortunadamente el juego no nos obliga a explorar tan maravillosos escenarios porque los pocos elementos con los que podemos interactuar ya están resaltados para nosotros. Un desperdicio de trabajo irónicamente.

Otro de los grandes aciertos del juego es su banda sonora. Al igual que el aspecto visual, nos da la sensación de que pudo haber ocurrido en esa época victoriana, así sepamos que es ficticio. La composición de la música estuvo a cargo de  Jason Graves, conocido por Dead Space y el reboot de Tomb Raider, quien consigue construir una atmósfera oscura y misteriosa, en total sintonía con los escenarios. De hecho, la música ha gustado tanto que hay quienes aprecian la banda sonora por sí sola como álbum para escuchar en cualquier momento.

Hay varios elementos en el juego que son muy interesantes y que habría disfrutado mucho más si se hubieran explotado más. Las armas son innovadoras tanto en su aspecto como en su funcionalidad, desde rayos que destruyen lo que tocan hasta una nube de pólvora que podemos disparar y encender a distancia, sin embargo no las podemos tener equipadas durante toda la campaña. El uso del touchpad en el mando del Playstation4 es utilizado para escribir en clave morse, pero no pasa de ser algo anecdótico. Hay algunas cerraduras que debemos forzar, pero que son muy simples y no representan un desafío. Además, hay varios easter eggs que son absolutamente maravillosos, como una carta firmada por Zelda, o un muñeco de Sackboy.

 

The Order:1886 es un juego con múltiples elementos e iniciativas que pudieron ser, pero que no fueron del todo. Su gameplay podría haber durado el doble, su guión pudo ser más sencillo y tener más sentido, sus escenarios podrían haber sido más explorables, sus batallas pudieron haber sido más difíciles, sus puzles más retadores. En fin, todos los elementos están presentes, pero subutilizados infortunadamente. Si bien el juego se retrasó unos meses (estaba anunciado inicialmente para finales del 2014) creo que hubiera sido mejor que lo desarrollaran un semestre más para pulir todos estos aspectos y hacer justicia a todo el hype que teníamos los videojugadores.

Calificación: 7/10

Más contenido gamer:

  • ¡El verdadero game over del Game Boy! por kapieren

    00 En la época en que debíamos gastar mucho dinero en pilas doble A para alimentar nuestro Game Boy lo peor que podía pasar es que éstas se acabaran cuando aún no habíamos salvado nuestro progreso. Eso, hasta que jugáramos este juego :P. ¡Siete días! Arte digital realizado por Kapieren Source : deiantART Follow @Bit2600…

  • ¡Alfabeto gamer! por Franklin Napier

    00 Los posters de videojuegos son cada vez más recuerrentes en la decoración de cualquier hogar gamer, incluso nosotros mismos hicimos algunos posters sobre juegos de 8 bits. En esta ocasión Franklin Napier, diseñador gráfico estadounidense,  representa el alfabeto con nombres y personajes de videojuegos. Lo mejor es ver algunos clásicos como Ice Climber, Earthworm Jim…

  • Grand Theft Auto Springfield city

    00 Dan Luvisi es un artista británico apasionado por el arte, loscomis, las películas y, por supuesto, los videojuegos. Por eso ha decidido hacer esta versión hiperrealista de Los Simpson versión Grand Theft Auto, llamada Grand Theft Otto. Entre los personajes que vemos están Lenny, Carl, Otto y Homero, pero lo que más me gusta es el cuidado…

  • Series y películas al estilo Donkey Kong

    00             Cómo olvidar aquellas escaleras, plataformas y barriles de Donkey Kong de Arcade, donde jugábamos como Mario (de hecho Jumpman en aquel entonces) intentando rescatar a la princesa. Pues bien, como los clásicos nunca mueren, el artista digital, apasionado por los videojuegos, Baznet ha decidido adaptar este legendario escenario a diferentes…

  • Gameboy estilo Steampunk por Thretris

    00 Thretris es un artista que se especializa en personalizar Game Boys, convierte estas maravillosas consolas portátiles en verdaderas obras de arte (como si no fuera suficiente con la nostalgia que generan). Este Game Boy en particular está personalizado con el estilo del Steampunk, un sub género del cyberpunk que combina la ciencia ficción con…